El control de roedores, un elemento clave en cualquier explotación

PDF
bayer-roedor-.png

César Cabetas
Bayer

 

Estas plagas contribuyen a la diseminación de los agentes patógenos en el ganado, creando un puente epidemiológico entre los animales salvajes y las aves, y entre diferentes lotes de animales. Como consecuencia, los roedores pueden diseminar las infecciones a los lotes sucesivos en los sistemas todo-dentro todo-fuera.

Dentro de los roedores de campo, mencionamos aquellos conocidos como topillos. Los topillos engloban varias especies cuya incidencia en la destrucción de cultivos es local y esporádica.

Concretamente, el Microtus arvalis sufre explosiones de población cada 4 años aproximadamente que afecta a los cultivos de cereales, principalmente en Castilla-León.

Comienzan a reproducirse a los 2 meses de edad con una gestación de 21 días, pudiendo dar de 2 a 7 camadas al año compuestas de 5 a 14 descendientes.

En un año de vida media reproductiva, una pareja puede dar lugar a más de 1.000 descendientes

Los roedores son animales de hábitos nocturnos y viven en lugares ocultos. Son capaces de adaptar su ciclo de actividad al entorno en el que ellos viven y, de esta forma, solo aparecen cuando el hombre ha abandonado ese lugar

A menudo excavan sus madrigueras fuera de los edificios y en lugares que no son frecuentemente inspeccionados, por ejemplo, debajo de escombros y matorrales.

Las explotaciones porcinas ofrecen refugio y abundante alimento por lo que las infestaciones de ratas pueden tener realmente una importancia económica. En explotaciones, se han llegado a estimar poblaciones de ratas por encima de 1.500.

En 24 horas, esta población sería capaz de consumir 30 kg de comida, producir 30.000 heces y un mínimo de 15 litros de orina.

Las pérdidas que producen los roedores no solamente son por el alimento que consumen, sino también por el que contaminan y por los daños que hacen en las instalaciones -pérdida de la capacidad aislante, deterioro del cableado, fugas en las conducciones de agua potable y sobre todo como vectores de ciertas enfermedades-.

El ratón (Mus musculus) vive en grupos locales y solo son activos a pocos metros de su nido. No suelen trasladarse de una granja a otra.

La rata común (Rattus norvegicus) utiliza a menudo una amplia extensión de terreno.

ratas1

Las investigaciones han revelado que la rata común podría desplazarse una distancia de 1.500 metros en pocas horas. Podrían visitar diferentes recintos, almacenes y naves en una noche. En consecuencia, ratas forasteras podrían visitar una granja que no tiene ninguna población en su propiedad.

La rata común debe ser uno de los objetivos dentro de las medidas de control durante un brote epizoótico

ratas2

CONTROL ESTRATÉGICO DE CONTROL DE ROEDORES 

El éxito del control de ratas depende de entender claramente el comportamiento de la rata en relación a la situación epidemiológica de una granja

ÁREA BAJO OBSERVACIÓN

  • Se debería anunciar una campaña general de control de ratas.
  • Cada propietario debería concebir un plan global para el control de ratas.
  • Cuantas más granjas (aunque sean de distintas especies, aves, cerdos etc.) lleven a cabo simultáneamente medidas de control mayor será el éxito de la campaña.
  • Las granjas deberían almacenar suficiente cantidad de cebo para llevar a cabo la campaña.

GRANJAS EN ÁREA PROHIBIDA

  • Hay un riesgo de que las ratas entren en la propiedad después de haber salido de una granja con un foco. Esto se tiene que impedir intensificando un perímetro de control alrededor de los edificios de las granjas.
  • Todas las estaciones de cebo deberían ser llenadas con 200 g de cebo y realizar un seguimiento dos veces por semana.
ratas3

GRANJAS CON BROTES INFECCIOSOS

El control intensivo de las ratas debe realizarse antes de la desinfección, el sacrificio y el saneamiento.

Las ratas dejarán la granja cuando el ganado sea sacrificado y la granja desinfectada. Como consecuencia, hay un riesgo de que ellas actúen como vectores a una distancia superior a varios kilómetros en pocos días.

La rata puede llevar patógenos a una granja que esté dentro o fuera del área prohibida.

Es obligado que el control intensivo de las ratas empiece cuanto antes tras la sospecha de la aparición de un brote.

Mirándolo bien, en situaciones extremas de epidemia, colocar la mayor cantidad de rodenticida dentro de las naves, incluso sin protección o en cajas portacebos, resulta recomendable y justificado.

El cebo se debería rellenar diariamente.

No se debe permitir a los animales domésticos (perros y gatos) moverse libremente por el área afectada.

Un anillo adicional en el perímetro de la explotación reducirá el riesgo de emigración de las ratas.

Es importante realizar un seguimiento y documentación de la erradicación para simplificar y autorizar la compra de nuevo ganado.

En los casos de explotaciones donde una gran cantidad de comida está disponible, solo se debería utilizar cebos con alto grado de palatabilidad.

Además de su poder de erradicar la infestación de ratas, tales cebos también pueden ser usados para realizar el seguimiento y control al mostrar signos evidentes de consumo, incluso de pequeñas cantidades

Aplicación y Control

Los cebos deben distribuirse por toda la granja para permitir que todas las ratas tengan acceso a suficiente cantidad de cebo.

A menudo, éste no es el caso porque los cebos solo son emplazados donde las ratas han sido vistas o donde su actividad es obvia.

Como resultado, las ratas no son eliminadas inmediatamente y la población se recupera rápidamente. Investigaciones han revelado que la localización de los cebos en las granjas debe seguir un plan sistemático.

En toda la explotación se debe poner un cebo al menos en cada lugar donde es probable que las ratas aparezcan.

Estos puntos se deben inspeccionar dos veces a la semana durante más de seis semanas y el cebo que es comido debe ser reemplazado.

Constituye una ayuda dibujar un mapa de la explotación y marcar con un número todos los puntos donde se ha emplazado un cebo.

Es recomendable que la cantidad de rodenticida por punto de cebo y el tiempo de permanencia queden recogidos en un informe.

Este documento permitirá mejorar futuras medidas de control, y podría ser utilizado como prueba de buena práctica de higiene conforme a los requisitos de bioseguridad e higiene alimentaria.

La eliminación de roedores es muy importante dentro de la bioseguridad y debe considerarse como un punto de control crítico en los sistemas APPCC

tiposrodenticidas

PLAN DE DESARROLLO DE UN PROGRAMA DE CONTROL DE ROEDORES

INSPECCIÓN MINUCIOSA

Debemos detectar los sitios de tránsito, zonas de cría y refugio. Detectar deyecciones, huellas, madrigueras, daños estructurales en la instalación, (como puede ser cableado, tuberías de PVC, aislante etc.), caminos de escape. Además, si es posible, visualización de los roedores. Esto es más factible hacerlo al atardecer o anochecer ya que la ratas hemos comentado que tienen hábitos nocturnos.

IDENTIFICACIÓN DE LA PLAGA Y VALORACIÓN DEL PROBLEMA

Es importante saber el tipo de roedor al que nos enfrentamos e incluso hacer una estimación del número de individuos. Esto nos facilitará el trabajo de colocación de los portacebos e incluso el número de ellos que necesitaremos, además de saber qué cantidad de raticida necesitaremos.

HACER UN MAPA

De donde hemos colocado estratégicamente todas las estaciones de cebo. Investigaciones han revelado que la localización de los cebos en las granjas debe seguir un plan sistemático.

En los lugares donde es más que probable que las ratas aparezcan se recomienda la incorporación de un cebo.

La inspección de estos cebos se debe realizar dos veces a la semana, reemplazando aquellos que han sido consumidos por los roedores. Constituye una ayuda dibujar un mapa de la explotación y marcar con un número todos los puntos donde se ha emplazado un cebo.

Es recomendable que la cantidad de rodenticida por punto de cebo y el tiempo de permanencia queden recogidos en un informe.

Este documento permitirá mejorar futuras medidas de control y podría ser utilizado como una prueba de buena práctica de higiene conforme a los requisitos de bioseguridad e higiene alimentaria.

ELECCIÓN DE TIPO DE RATICIDA

Hay que tener en cuenta que en nuestras granjas los roedores disponen de gran cantidad y variedad de alimento. Por tanto la propiedad más importante en un cebo es su grado de atracción/palatabilidad para los roedores.

La palatabilidad de un raticida es un punto muy importante para elegir un tipo de raticida u otro. Además, debemos tener en cuenta dónde y cuándo lo vamos a aplicar. En las instalaciones porcinas debemos actuar en distintos frentes y por tanto debemos manejar diferentes presentaciones independientemente del ingrediente activo.

TIPOS DE RODENTICIDA SEGÚN SU ACCIÓN 

  • Acción rápida AGUDOS

Necesitan una sola ingestión para producir la muerte Provocan la muerte al cabo de pocos minutos o algunas horas después de la ingestión.

Muerte por paro respiratorio o parálisis generalizada. Actúan sobre el SNC Se requieren concentraciones relativamente altas

Peligro por su alta toxicidad y baja selectividad

Alto riesgo del “susto del cebo” (los supervivientes o los que ven sufrir a sus congéneres, no vuelven a comer del cebo aunque se mueran de hambre y, además, lo advierten al resto del grupo)

Ejemplo Fósforo y fosfuro de zinc. Fluoroacetatos

  • Acción lenta CRÓNICOS

Varias ingestiones para producir la muerte La mayor parte son anticoagulantes, excepto el colecalciferol

Poder acumulativo elevado

Actividad a partir de dosis muy bajas y con buena aceptación

Ninguna acción sobre el SNC los animales no sufren no hay desconfianza hacia el cebo Mortalidad retardada no relacionan la muerte con el consumo del cebo

Ejemplo Derivados de la urea: PNU y ANTU

PRESENTACIONES COMERCIALES DE RODENTICIDAS

En el mercado encontramos diferentes formas y presentaciones, independientemente del ingrediente activo.

El tipo de presentación es importante a la hora de elegir un rodenticida para tener éxito en un programa de control de roedores.

También debemos tener en cuenta que estamos manejando productos tóxicos, sobre todo en el exterior, por esto extremaremos las precauciones y manejaremos estaciones de cebo específicas para aplicar este tipo de productos, evitando intoxicaciones en otras especies (animales domésticos e incluso personas).

El problema que surge con los raticidas de acción rápida es que los roedores pueden asociar la muerte a la ingestión de veneno. Es decir las ratas asocian la muerte de sus congéneres con la ingestión del cebo.

Por esto actualmente los rodenticidas que se utilizan son sustancias anticoagulantes. Las ratas mueren al cabo de varios días para evitar que los roedores asocien la muerte con la ingestión de cebo y evitar así el rechazo al mismo.

Debemos manejar diferentes presentaciones dependiendo del lugar donde vamos a aplicar el cebo

ratas
ratas6
PDF

Dejar respuesta

Tu email no será publicado. Campos marcados con * son obligatorios