Qué hacer cuando los insectos y ácaros son un problema

PDF
Más Contenido
Cabezal_Oxcta_acaros_830x300.jpg
Las patologías ocasionadas por virus, bacterias, hongos y coccidios son una amenaza para la rentabilidad, pero no hay que olvidar que los insectos y ácaros provocan grandes pérdidas económicas.

En el contexto económico y legislativo actual, la gestión inteligente de la bioseguridad en explotaciones avícolas es un factor clave, ya que representa una herramienta fundamental para garantizar un rendimiento máximo sin renunciar a las restricciones en el uso de antibióticos y a las garantías de Bienestar Animal exigidas hoy en día.

Bioseguridad

Se puede definir como el conjunto de procedimientos destinados a minimizar la posibilidad de introducción y diseminación de microorganismos en una determinada instalación.

 

Las patologías ocasionadas por virus, bacterias, hongos y coccidios representan una grave amenaza para la rentabilidad de las explotaciones avícolas.

Pero no hay que olvidar que los insectos y los ácaros también pueden ser el origen de graves pérdidas económicas.

Las principales plagas a nivel de avicultura de puesta y de carne son el ácaro rojo y los escarabajos de la familia Tenebrionidae, especialmente Alphitobius diaperinus.

 

Alphitobius diaperinus

Los tenebrios Alphitobius diaperinus tienen una gran capacidad reproductiva, ya que tan solo un individuo adulto puede poner de media 4 huevos al día.

Teniendo en cuenta que la vida de un adulto supera habitualmente los 400 días, se estima que tan solo un individuo adulto pone de media unos 2000 huevos a lo largo de toda su vida.

 

Son insectos muy problemáticos que ocasionan:

  • Destrucción masiva de materiales aislantes
  • Incremento del nerviosismo en los animales
  • Afección del material de cama Pueden ser vector de microorganismos patógenos tales como Gumboro, Virus de Influenza Aviar, Virus Marek, Micrococcus spp, Streptococcus spp, Bacillus subtilis, Escherichia coli, Salmonella spp., Staphylococcus spp., etc.

Por todo ello, ocasionan empeoramiento de los índices zootécnicos y cuantiosas pérdidas económicas.

 

Ácaro RojoDermanyssus gallinae

Por otro lado, el ácaro rojo (Dermanyssus gallinae) tiene una prevalencia superior al 80% en las explotaciones avícolas de puesta en Europa.

Su presencia causa:

  • El manchado de los huevos
  • Nerviosismo en las aves
  • Caída de la puesta
  • Picaje
  • Anemia
  • Puede ser vector de microorganismos patógenos tales como Escherichia coli y Salmonella spp.

Un solo individuo puede generar entre 500.000 y 200.000.000 individuos en 12 semanas. Esta gran capacidad de reproducción hace necesario establecer importantes medidas de vigilancia y control preventivo.

Teniendo en cuenta todo lo indicado anteriormente, podemos deducir que la piedra angular de la gestión inteligente de la bioseguridad a nivel de las explotaciones avícolas tanto de puesta como de carne en la actualidad es la implantación de un programa completo y efectivo que garantice la limpieza, desinfección y desinsectación de las instalaciones.

 

Estrategia inteligente de limpieza, desinfección y desinsectación

Los sistemas de manejo “todo dentro/todo fuera” permiten la despoblación completa de las instalaciones avícolas entre distintos lotes productivos, lo que ofrece una gran oportunidad para realizar periódicamente el proceso de limpieza, desinfección y desinsectación, y romper así el ciclo de vida de los microorganismos patógenos, insectos y ácaros.

Antes de la llegada de un nuevo lote de animales, resulta fundamental garantizar que el proceso de limpieza y desinfección se ha concluido con éxito.

 

Cuando existen evidencias de la presencia de insectos y ácaros, es necesario implantar un programa de trabajo adecuado que incluya las siguientes etapas:

  • Inmediatamente tras la salida de las aves, aplicar un tratamiento de desinsectación específico para evitar la proliferación de escarabajos (principalmente Alphitobius diaperinus).
  • Eliminación del equipo y limpieza en seco: eliminación de la materia orgánica y la suciedad. Usar rastrillos, cepillos, palas, trapos o aire comprimido.
  • Limpieza con agua: aplicar un detergente adecuado para eliminar la suciedad sin dañar los materiales. Los detergentes más adecuados para eliminar la suciedad compuesta principalmente por material orgánica son los detergentes alcalinos espumantes. El proceso de limpieza debe realizarse de arriba hacia abajo y del fondo hacia afuera.
  • Aclarar con agua.
  • Desinfección + desinsectación: utilizar un producto de amplio espectro, seguro y registrado para su uso a nivel ganadero. Con objeto de cubrir ambas funciones en una sola aplicación, desde Grupo OX se recomienda la utilización del producto de doble acción MEFISTO SHOCK® al 1% pulverizado en forma de espuma o a baja presión (0,3 l/m2). Aplicar sobre las superficies todavía húmedas, pero no empapadas.

Una vez que se haya cumplido con el periodo de vacío sanitario, y tras la preparación de la nave y el equipo para la nueva crianza, se recomienda realizar un tratamiento de desinfección + desinsectación final justo antes de la entrada del nuevo lote de animales.

Lo ideal es ejecutar dicho tratamiento por termonebulización, utilizando un solo producto de doble acción como es el caso de MEFISTO SHOCK®.

Los productos biocidas más comúnmente disponibles a nivel comercial están formulados SOLO en base a ingredientes activos técnicos desinfectantes o sustancias insecticidas. Sin embargo, no es habitual la existencia de productos que combinen ambos tipos de sustancias.

Por ello precisamente, el producto MEFISTO SHOCK® resulta una gran innovación, ya que combina el extraordinario poder desinfectante de compuestos de amonio cuaternario de última generación y glutaraldehído, con la gran actividad insecticida de la deltametrina.

 

De esta forma, se consigue un producto altamente efectivo, que en una sola aplicación garantiza efecto desinfectante e insecticida a dosis bajas.

  • Su composición exclusiva le otorga al producto una gran capacidad surfactante, que le permite acceder a los lugares más recónditos, evitando la supervivencia de insectos y ácaros en grietas, etc.Cuando el producto se aplica con equipos de presión, gracias a su capacidad espumante va a ser posible evidenciar las zonas donde se ha aplicado, lo que va a permitir garantizar la total cobertura de las superficies.

 

Por otro lado, es necesario indicar que la deltametrina es una molécula insecticida 40-100 veces más potente que los organofosforados y 5-40 veces más eficiente que otros piretroides.

Actúa por contacto y por ingestión, afectando al sistema nervioso del insecto y causándole una rápida parálisis y finalmente la muerte tanto a los individuos adultos como a las larvas. Actúa en menos de una hora y tiene un efecto remanente de al menos 3 meses, lo que resulta de gran utilidad, especialmente para el control del ácaro rojo en las gallinas de puesta.

Además, es importante tener en cuenta que, MEFISTO SHOCK®, gracias a su composición exclusiva, no resulta corrosivo, contribuyendo al alargamiento de la vida útil de los materiales, no contiene sustancias CMR (Carcinógena, Mutagénica y Reprotóxica) y es biodegradable al 81% en 28 días según Norma OCDE 302B.

PDF

Dejar respuesta

Tu email no será publicado. Campos marcados con * son obligatorios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies